El oído es el sentido de mayor desarrollo en el feto y el que más curiosidad despierta en nosotros, planteándonos preguntas como ¿desde qué momento oye el feto? o ¿qué puede oír?

Gracias a diversos estudios de investigación, sabemos que el sonido puede penetrar en el líquido amniótico y llegar a los oídos en desarrollo del bebé.

Si trabajamos en un lugar con fuerte ruido constante sería recomendable solicitar un lugar más silencioso durante la gestación. Según los datos desprendidos de varios estudios, se cree que el ruido fuerte crónico y los estallidos sonoros cortos e intensos pueden causar daño auditivo en el feto.

EL DESARROLLO DEL OÍDO DEL BEBE

De la fina piel del embrión se forma una minúscula vesícula a cada lado del cerebro medio, que se convertirá en el oído interno. Hacia la octava semana, empieza a crearse el oído externo, con el canal auditivo y la parte externa del tímpano. A partir de un mínimo abultamiento de la faringe, se intuye ya el oído medio, con los huesos martillo, yunque y estribo.

Alrededor del final del sexto mes, el oído ya está en su sitio y completamente formado. Esto no quiere decir que el futuro bebé oiga todo lo que pasa a su alrededor, ni que antes no escuchara nada.

 

¿QUÉ PERCIBE EL BEBE EN EL UTERO?

Aproximadamente entre las semanas 14 y 16, el  feto puede empezar a escuchar los murmullos del cuerpo de su madre (latidos del corazón, sonido de la digestión, ritmo del flujo sanguíneo en el cordón umbilical) y reacciona a ellos acelerando el ritmo cardíaco y la frecuencia de los movimientos corporales.

Durante el tercer trimestre, el futuro bebé percibe ruidos exteriores como música, ruidos fuertes o las voces de sus padres distinguiéndolas de las demás. Asimismo, se ha comprobado que es capaz de responder a sonidos de frecuencia demasiado alta (ultrasonidos) o demasiada baja para un oído adulto. El feto suele sentir preferencia por la música suave y melódica, rechazando las estridencias y un volumen excesivo.

Una vez llegue al mundo, el recién nacido se calmará al sentir los latidos de su madre, probablemente por el recuerdo de haberlos oído mientras se encontraba en el útero.

 

ZUMBIDOS EN EL OÍDO EN EL EMBARAZO

Si estás embarazada y experimentas zumbido en tus oídos debe ser confuso, especialmente porque cuando no estabas embarazada, nunca habías notado un sonido o zumbido en los oídos de este estilo. El sonido del timbre en los oídos que normalmente se conoce como tinnitus o acúfenos, está considerado generalmente como un síntoma de los disturbios. Sin embargo, en los últimos años, las áreas clínicas y médicos han reconocido que algunas embarazadas experimentan un zumbido en los oídos. El zumbido durante el embarazo es causado por los cambios hormonales en su cuerpo.

Ya en 1993, se conocía la relación entre el tinnitus y el embarazo, cuando un grupo de médicos en el hospital Royal United Hospital de Bath, en Reino Unido, hizo un estudio comparativo de dos organizaciones, integrado por mujeres embarazadas y mujeres no embarazadas. El estudio demuestra que la frecuencia de tinnitus era mayor para las mujeres embarazadas que en el otro grupo.

Estar embarazada y experimentar zumbido en los oídos es generalmente visto como sonidos pulsantes, es decir, el tipo de tinnitus pulsátil.

Las personas que ya tienen tinnitus antes del embarazo, suelen verse afectados de una forma diferente, en este caso, el timbre es más fuerte de lo normal o más obvio. Los cambios hormonales causan zumbido en los oídos durante el embarazo y por lo general crece más durante los meses finales de embarazo, así como el primer par de semanas después del parto. ¿Qué es prometedor sobre esa situación en particular? Que como bien hemos explicado, a menudo es temporal.

Además, hay otras situaciones específicas en mujeres que experimentan tinnitus, como las que están en la terapia de reemplazo hormonal (HRT) durante los períodos de la menopausia. La retención de líquidos, los dolores de cabeza, o el aumento de la presión arterial por lo general empeora el tinnitus. El sonido del timbre en los oídos también puede ser más fuerte. Sin embargo, al igual que en el caso del embarazo (que activa tinnitus) con la terapia de reemplazo hormonal, también hay muchos estudios que dicen que al final, irá desapareciendo.

 

fuente: www.radiolt12.com.ar; 9meselargos.blogspot.com; diariodelbebe, curatinnitus.com; www.crecerfeliz.es