El neurofeedback, también llamado retroalimentación electroencefalografía, es un tratamiento neurocomportamental destinado a la adquisición de autocontrol sobre determinados patrones de actividad cerebral y la aplicación de estas habilidades en las actividades de la vida diaria.

Las sesiones de neurofeedback son monitorizadas por un terapeuta quien le coloca uno o más electrodos en el cuero cabelludo y en los lóbulos de las orejas al niño/a. Los electrodos funcionan simplemente como sensores que recogen la información sobre la actividad eléctrica de su cerebro que es recogida automáticamentepor un programa informático pudiendo de esta manera analizar su patrón de ondas cerebrales en tiempo real.

Esta técnica es completamente inofensiva y nada invasiva y el formato se parece mucho al de un videojuego en el que se pueden obtener puntos usando el cerebro. El niño/a  juega sólo con su cerebro (sin usar el teclado o un joystick). Cada vez que su patrón de ondas cerebrales se acerca al patrón objetivo, se anota la marca. A lo largo de toda la prueba se le informaal niño/a de cómo van siendo sus resultados y su rendimiento en la actividad, para que pueda modificar la actividad de su cerebro en función del objetivo/recompensa.

El neurofeedback, al ser un aprendizaje gradual, requiere de varias sesiones dependiendo del niño/a, del progreso y de los resultados. En muchos casos, alrededor de 10 sesiones suele ser suficiente.

La eficacia de esta técnica depende también de la propia motivación del sujeto para completar y continuar con el entrenamiento. En el caso de los niños con TDAH, esto no supone un problema, pues la prueba les resulta altamente motivante y atractiva.

En las primeras etapas del entrenamiento (fase inicial) se recomienda hacer entre 2-3 sesiones por semana. A medida que avanza el entrenamiento se van reduciendo el número de sesiones hasta una sesión por semana.

El objetivo y el fin terapéutico de este tratamiento para el TDHA se basa en elCondicionamiento Operante, esto es, al darle información al niño/a acerca de cómo funciona su cerebro (si lo está haciendo bien o debe de modificar su patrón hacia una dirección determinada)permite al niño/a que recibe estas instrucciones en el mismo momento en el que está realizando la tarea, atender a los errores y entrenar las funciones sobre las que normalmente no tienen un control consciente, como son: la dirección del foco de la atención, la planificación, la consecución de metas en función de reforzadores y objetivos, el autocontrol y la autorregulación de los niveles de atención y concentración, así como inhibir los estímulos distractores.

Se considera que los beneficios a largo plazo del entrenamiento con neurofeedback para el TDAH son :

  • Un aumento en el ritmo de aprendizaje.
  • Una mejora en la memoria de trabajo.
  • Un aumento en la capacidad de concentración.
  • Una mejora en la gestión del estrés y superar el miedo al fracaso.
  • Una mejora la velocidad de procesamiento.
  • Mejores resultados en deportes o actividades artísticas y visioespaciales.
  • Un aumento de la motivación  y el interés en la tarea.
  • Un aumento de la plasticidad neuronal.
  • Mejora global de todas de las funciones.

    FUENTE : fundacioncadah.org

    Resultado de imagen de FOTO NEUROFEEDBACK